Incio » Destacada, Opinión

Mirando con la nuca al Pueblo

Ver la versión original de la noticia
[14 febrero 2017]
Mirando con la nuca al Pueblo

El domingo 12 de febrero el presidente le dedicó unas palabras a los patagónicos. Lo hizo en una “carta” titulada “La audacia de generar una visión para la Patagonia”. A continuación compartimos nuestra respuesta a la misma. Las “rojitas” le corresponden a Mauricio (que es Macri).

“La Patagonia es mucho más que la inmensidad de sus paisajes, la energía que viene de los vientos y las riquezas de su tierra. Es más que la pesca, la ganadería, la ciencia y la tecnología. Y mucho más que el turismo, con todo el movimiento que genera; los cultivos, las frutas que llegan a todo el país y se disfrutan en distintos rincones del mundo”

El presidente parece arrancar con un objetivo claro: convencernos a los patagónicos de que no nos ha hecho daño alguno, al  facilitarle a sus amigos magnates extranjeros el acceso a “la inmensidad de nuestros paisajes”; o que nos nos ha perjudicado en nada su gestión en lo que respecta a las riquezas “que vienen de nuestra tierra” ¿de soberanía hidrocarburífera ni hablemos verdad?…

Acerca de los recursos que brinda nuestra región podríamos también charlar un rato con su amigo Joe Lewis  sobre la imposibilidad de acceder al Lago Escondido ¿no?

Ciertamente no se trata sólo de la pesca, están los puertos también.  Los puertos patagónicos que en los últimos meses se han visto perjudicados por la decisión presidencial (o sea la suya) de firmar un DNU que elimina los reembolsos. Solo en la provincia de Santa Cruz eso implica la pérdida de  345 millones de pesos anuales por la emisión de certificados de origen  (cifra menor para usted que de un saque le perdona a  su familia 70 mil millones de pesos)

De la ganadería podríamos charlar también con MauriCeo. Podríamos decirle que la decisión de levantar la barrera sanitaria en Río Colorado (por si no sabe le contamos que queda en Río Negro, y por ende en la Patagonia) no nos ha favorecido a todos los patagónicos, salvo a la familia de  Braun, si esa, la que maneja La Anónima y tiene lazos familiares con el secretario de Comercio.

El turismo tampoco nos define dice usted, ¿será por eso que sigue eliminando escalas aéreas que favorecían el turismo hacia la región? ¿será por eso que aplica tarifazos a los servicios que atentan contra la continuidad de hoteles del sur del sur que no pueden afrontar los costos siderales del gas?

Sobre las frutas que “llegan a todo el país” deberíamos cambiar el tiempo MauriCeo. Llegaban. Porque resulta que su política de exportaciones no estaría beneficiando en nada a los productores del Alto Valle (ni de ninguna región). Por ahí está tan acostumbrado al Diario de Don “Hipólito”  Magneto  que no se enteró de las protestas en Plaza de Mayo.  ¿No nos cree? Dese una vuelta por cualquier supermercado de la Capital Federal y si encuentra fruta que no sea de importación nos avisa que celebramos todos, ¡los patagónicos también! Sobre si nuestra producción “se disfruta en el mundo”, ésa MauriCeo se la debemos. Es que no andamos paseando por el mundo en busca de nuestras frutas. Nuestro boleto al mundo, sepa usted, es el ticket de La Anónima, el supermercado de la familia Braun donde un recorrido por sus góndolas nos ofrece una variedad de productos que llegan desde diferentes rincones del planeta: debería probar los ¡cerdos de Dinamarca!,  también se consiguen manzanas de Chile y Ecuador,  pomelos de Israel y España, naranjas de Italia y México, y uvas de Brasil.

Sobre la Ciencia y la Tecnología ¿qué decir de la disminución presupuestaria para el 2017? y lo que eso implica para nuestros investigadores patagónicos  su intento de “achicar” el CONICET ¿sabía que 12 becarios de Chubut quedarían afuera? Su proyecto en CyT  está en contra de federalizar el desarrollo. Ni que decir sobre las expresiones de sus funcionarios sobre las Universidades que no se encuentran en la zona centro del país. ¿y qué hay de la decisión de no entregar las notebook en todos los colegios de todo el país, incluida la Patagonia? Eso, Señor Presidente, es ciencia y tecnología para el futuro. Si Usted le quita a nuestros pibes la posibilidad de acceso a la misma tecnología con la que cuentan los pibes de Capital Federal les quita el futuro. Les borra el horizonte.

 

“La Patagonia son los patagónicos”

Estabamos por decirle que mucho hablar de los paisajes pero se olvidaba –como de costumbre– de la gente, cuando ¡zaz! nos tiró un centro: “La Patagonia son los patagónicos” dice MauriCeo.

Pero ojo Presidente, porque los “patagónicos” ¿sabe usted? Somos neuquinos, somos rionegrinos, somos chubutenses, fueguinos, santacruceños y pampeanos, pero también somos chilenos y también somos los  llegados y criados.

Si MauriCeo, por estas latitudes abundan los argentinos ¿sabe? Eso quiere decir que está lleno de santafecinos, salteños, jujeños, santiagueños, chaqueños, entrerrianos y podríamos  seguir pero imaginamos que al menos se aprendió las 23 provincias que junto con la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y las Islas Malvinas componen nuestra hermosa Patria.

Aprovechamos este momento para invitarlo (venga en ojotas y remerita eso sí, que por acá andamos todos de brazos y ventanas abiertas…)

 

“Es mucho lo que podemos hacer para impulsarla y que cada uno de los casi tres millones de argentinos que viven en estas provincias tengan la posibilidad de desplegar sus talentos y crecer haciendo lo que les apasiona”

Bueno, a ver MauriCeo. Antes que nada gracias por reconocernos como argentinos, desde el 10 de diciembre de 2015 estábamos dudando, no por identidad que la tenemos y bastante arraigada, sino más bien por el destrato permanente al que nos han sometido desde su gobierno una y otra vez.

No solo  se olvidan de  incluir a  nuestras Islas Malvinas en un mapa; a usted por ejemplo se le olvidó pasar por Santa Cruz en campaña (tampoco  se lo ha visto en los ya casi 15 meses de gobierno)

Por el sur de hecho se lo ve poco trabajando. Se ve que somos buenos para el relax. En los descansos si, ¡ahí se luce “Josecito” Lewis  que lo espera con los brazos y los helicópteros abiertos para que recorra una zona maravillosa de nuestra geografía. Un beneficio “míster president” del que no todos los patagónicos gozamos. Preguntele sino a los vecinos de El Bolsón qué piensan sobre su magnate amigo y la apropiación de tierras y recursos naturales que lleva adelante con la complicidad de su gobierno.

Cierto es que podemos hacer mucho para “impulsarla”, en eso estamos de acuerdo, pero ¡por favor! no nos subestime, que acá talento nos sobra y ganas de crecer tenemos todos.

El problema no es ese, sino sus decisiones que solo impiden el crecimiento y dan la espalda a una región pujante y trabajadora.

Acá, MauriCeo, lo que nos falta es trabajo ¿y sabe por qué? porque con su complicidad se flexibilizan las condiciones laborales, se denuncian convenios colectivos de trabajo, se vuelve al tiempo en el que lo mejor que un trabajador podía conseguir era un “retiro voluntario”. Con su complicidad, señor presidente se demora el inicio de obras fundamentales para la región y el país como  Chihuido (Neuquén), el Gasoducto Cordillerano (Río Negro) o las represas Gobernador Cépernic y Presidente Néstor Kirchner (Santa Cruz).

Porque a raíz de sus políticas neoliberales se quedan sin trabajo obreras y obreros de las textiles de Chubut y Neuquén; porque su política de quita de aranceles para la importación de productos tecnológicos arrasa con la industria nacional y su resultado es el cierre de fabricas y la pérdida de empleo en Tierra del Fuego. Porque su política de eliminación de retenciones solo profundizó la crisis de los productores en el Alto Valle; porque la política de vaciamiento de las empresas estatales -como YPF o YCRT-  tiene como resultado pueblos fantasmas; porque la descentralización del sistema educativo y el incumplimiento de la Ley de Educación Nacional solo pondrá a nuestros pibes en condiciones de desigualdad y abonará a la teoría del “sálvese quien pueda”.

La Patagonia ciertamente necesita crecer y nos encantaría a todos ejercer “nuestros talentos” y ser “apasionados” ¿pero sabe qué presidente? Para eso, uno debe trabajar, porque el trabajo dignifica, es un ordenador social.

Desde que usted asumió como jefe de estado en nuestra Patagonia, la que visitó la semana pasada se han perdido cerca de 25 mil  empleos. O sea, cerca de 25 mil argentinos que habitan la región  perdieron sus empleos. Pensemos en familias ¿cuántas familias se quedaron sin ingresos? ¿qué pensarán ellos de su carta abierta? ¿cómo se sentirá el padre o la madre de esa familia que perdió su empleo cuando el presidente les dice que dentro de 3 meses nos juntamos de vuelta para seguir charlando y “ver que onda”?

Disculpe Presidente pero su carta roza el cinismo para quienes han perdido sus empleos y a quienes su Gobierno les ha arrebatado derechos y la posibilidad de soñar.

Porque convengamos que invitarnos a desarrollar nuestros talentos cuando nos ha quitado el plato de la mesa parece un muy mal chiste; y no nos parece prudente que nos siga arengando  a salir a la cancha en cuero sin antes poner la cancha en condiciones (y no nos venga con lo de “la pesada herencia” MauriCeo que por si no lo sabe, lo condonado a usted mismo por la deuda del Correo equivale a más de dos presupuestos de la provincia de Chubut y de Santa Cruz. Dos años de desarrollo para las provincias patagónicas se regala usted presidente sin que le tiemble la conciencia.)

 

“Esta semana me reuní con los gobernadores de Río Negro, Neuquén, Santa Cruz, La Pampa, Chubut y Tierra del Fuego, las seis provincias de la región, y los intendentes de Carmen de Patagones y Viedma. Hace 20 años que un Presidente no se reunía con todos los gobernadores de la región”

MauriCeo, hay provincias de la Patagonia que usted NO pisó. No nos venda reunión por compromiso que no compramos. Los patagónicos no comemos vidrio y varios medios regionales dieron cuenta de lo “flojito” de papeles que llegó al encuentro y de la lluvia de reclamos que no pudo contener con el paraguas de la foto.

Durante 12 años gobernaron el país Presidentes que vivieron en la Patagonia, la conocían, sabían que  “la energía del el viento” no es lo único que teníamos.

Esgrima algo más que una reunión de 2 horas tras 15 meses de gestión para que la región tome al menos en cuenta su compromiso con ella.

Cuéntenos al menos de qué se habló en esa reunión ¿qué tiene para proponernos aparte de esta pesadilla? Porque ¿sabe qué? Hasta ahora solo nos ha quitado los sueños que supieron proponernos. Usted, presidente Macri, es simplemente eso: un demoledor de sueños para esta región maravillosa. Entendemos que sus ministros nos consideren poca cosa, sino escuche al de Educación que pretende “conquistarnos” como hizo Roca. Pero insistimos, no nos subestime.

 

“La reunión fue una invitación a que juntos tengamos la audacia (…)”

¡Y dale con la audacia! ¿sabe lo que significa esa palabra o simplemente “quedaba linda” y le dió pulgar arriba a quién escribió las lineas para que las publique? Audacia, señor presidente, es la “capacidad para emprender acciones poco comunes sin temer las dificultades o el riesgo que implican”, bueno, eso. O sea audacia es la suya perdonándose unos cuantos presupuestos de provincia patagónicas, al condonar la deuda que tenía con el Estado Nacional por no haber pagado un peso en la operatoria de la privatización del Correo Argentino.

 

“(…) de generar una visión capaz de desplegar todo el potencial que la Patagonia tiene y así generar oportunidades para los patagónicos y para todos los argentinos. De eso se trata el Proyecto Patagonia.”

A ver si entendimos bien: Proyecto Patagonia seria entonces juntarnos entre todos cada tanto y desarrollar nuestro potencial. O sea política de estado NINGUNA. Perfecto nos quedó re claro . Lo que nos dice el presidente es que nos arreglemos; el proyecto Patagonia surge de las ideas que tengamos cada uno, de nuestros talentos, de las visiones que tengamos o sea: arriba el emprendedurismo porque políticas públicas concretas no van a venir señores.

Como ya sabemos todos, de esto se trata el sinceramiento. El tipo te dice “arreglate solo” pero con más palabras y una foto que “no tiene nadie hace como 20 años”.

 

“El punto central es que, sin una visión compartida, los problemas de largo plazo no se van a resolver. Y esta reunión fue una muestra de que la metodología sigue siendo el diálogo: el escucharnos, buscar consensos y trabajar en equipo.”

 En esto estamos de acuerdo MauriCeo. La visión compartida es fundamental. De aquí surge el problema: usted no quiere un país para todos y corta por lo más “lejano”, corta por nosotros.

Cada fin de mes nos acordamos que hemos “cambiado”. Lo recordamos cada vez que los precios “descuidados” nos miran desde las góndolas en las que abundan los productos importados ¿el supermercado del mundo era su frase? Sépalo presidente: lo que visitamos los patagónicos cuando vamos al supermercado es un mundo cada vez más alejado de nuestra mesa. Un mundo de productos inaccesibles y una canasta básica encarecida gracias a su devaluación y a la inflación descontrolada que supieron provocar sus secuaces.

La única “visión” que usted comparte es la de los empresarios. Sus amigos. ¿o acaso puede compartir la visión de un petrolero que acaba de quedarse sin empleo? ¿puede ponerse en los zapatos del trabajador de BGH que ya no volverá a ponerse su casco amarillo y vuelve a su casa a enfrentar la más dolorosa de las miradas, la de su hijo esperando un futuro por venir?

Sabe MauriCeo, si producto de sus políticas despiden 1.500 trabajadores  petroleros en una provincia como Neuquén ¿qué cree que pasa?

Si todo se encarece y el poder adquisitivo de los trabajadores disminuye ¿que cree que pasa?

Si los puertos dejan de tener actividad ¿qué cree que pasa con las ciudades que viven de la actividad portuaria?

Mire MauriCeo la cosa es simple: Usted no comparte una visión con nosotros porque la única visión de país que incluye a la Patagonia es la que usted y todos sus funcionarios desprecia.

 

“Hay una decisión política de generar una mirada integral de la Patagonia y empezar a pensarla como una región porque entre las provincias hay problemas y dificultades compartidas, pero también hay oportunidades compartidas.”

La palabra mágica: política. Le llevó 254 palabras mencionarla ( en un texto de 483).

Presidente, ¿qué destino puede darnos Usted? Ya lo decía Larralde: Qué destino puede darte quien no asume tu destino / Quien tiene rota la parte, de pensar en argentino.

Sabemos de nuestros “problemas y dificultades compartidas”, somos una región históricamente postergada. Hace unos 12 años casi, tras saberse presidente, un patagónico al que no le hacían faltas cartas abiertas para hablar con su pueblo (porque siempre miró a los ojos a los argentinos) parafraseó el titulo de un libro y afirmó:  Se terminaron 100 años de la soledad para la Patagonia. En esas palabras estaba la decisión política de sacar adelante la región, de incluirla, de hacerla parte de la Patria, hacerla protagonista, sacarla del lugar de marginalidad a la que la habían llevado.

Somos muchos los que vivimos los 90 en la Patagonia, cuando Grupos económicos como el suyo vaciaban a las empresas estatales. Los trenes, el Correo, Yacimientos Petrolíferos Fiscales….todos se desintegraba a costa de un pueblo  y en beneficio de la casta que usted representa. ¿Sabe cuantas veces escuchamos la palabra cierre, quiebra, último, final? ¿El problema? Aparentemente se trataba de “la rentabilidad” (¿le suena?)

Pasaron años hasta que las palabras dejaron de dolernos y de pronto: volvía el tren, recuperábamos YPF, el Correo se le quitaba a su Grupo Familiar por incumplimientos de contrato… Eso pasaba por una simple razón señor presidente: porque existía la decisión política de que la Patagonia fuese tan grande como su extensión.

Usted no quiere eso. Usted solo quiere hacer reuniones de negocios. Cortitas. Simples. Para la foto. Usted solo quiere hacer negocios con la Patagonia. Negocios con sus amigos.

Sobre las “oportunidades compartidas” no las vemos presidente.  Para Usted MauriCeo: la Patagonia no es su gente, la Patagonia para usted es un territorio  listo para ser conquistado por los magnates extranjeros que colocan aeropuertos en sus tierras, que cercan nuestros recursos naturales…

Para Usted MauriCeo (que es Macri) la Patagonia es eso: un gran y extenso negocio, una gran inversión para extranjeros, una apuesta productiva que debe ser rentable y ya sabemos cual es la variable de ajuste en esa ecuación: los trabajadores.

 

“Lo importante es trabajar juntos para crear nuevos puestos de trabajo. Hay muchos sectores con potencial de crecimiento y de generación de empleo que pueden crecer casi sin límites si los impulsamos.”

Mauricio si quiere trabajamos juntos en crear puestos de trabajo, no tenemos problema en ayudarlo con eso, es más ¡empecemos!  Lo que si le contamos por si no sabe: uno de cada tres empleos perdidos en la Argentina durante su gestión es de la región sur del país. No estaríamos entendiendo por qué toma decisiones que le quitan el empleo a más los patagónicos si después nos va a pedir que generemos empleo.

Si no fuese por el respeto a la investidura presidencial le diríamos que es un poco esquizofrénico todo este temita del empleo.

Pero bueno, nos tiene acostumbrados ya a esto de nunca hagas lo que dices. Basta mirar sus promesas de campaña para saber que nada de lo que prometió es lo que hizo al asumir.

Por ende deberíamos acostumbrarnos a que si usted dice negro es blanco. Por ende entendemos que lo que nos propone es que trabajemos juntos en No crear puestos de trabajo y que por más potencial que tenga la región no van a ayudar a que impulsemos ningún proyecto y que nos debemos acostumbrar a los “limites”.

 

“Esa reunión fue la primera de un camino en el que vamos a identificar los ejes y los programas para avanzar en una visión común”

 Bien. O sea la primera reunión la hace en febrero de 2017. La próxima sería en Mayo,  la siguiente en agosto y la última del año en noviembre. En esas reuniones vamos a identificar los ejes y los programas para avanzar en la “visión común” ¿pero no era que ya había una? Sigue asombrándonos la eficiencia del mejor equipo de los últimos 50 años. A más de un año de asumir te convocan a ver si podemos armar algo para la Patagonia ¿y acusaban de improvisar al gobierno anterior?

 

“La idea es repetirla cada tres meses y que los ministros del Gabinete Nacional trabajen a la par con sus colegas provinciales”

 A ver si entendimos: nos juntamos cada tres meses ¿y mientras tanto? ¿habrá algún reglamento o una de esas páginas web que en la Alianza Cambiemos sobran cómo para ir entendiendo como sigue la cosa?

No entendemos si esto es como con lo de la pobreza que arranca desde ahora y no tiene en cuenta lo que pasó hasta antes de la reunión ¿sería así? ¿no se haría cargo de todas las decisiones que tomó hasta ahora respecto d ella Patagonia y de sus consecuencias? ¿habrá algún correo o cuenta de tuiter o de snapchat donde consultar?

 

“El proyecto es participativo y abierto, y queremos escuchar a todos los que tengan un aporte, una idea, un proyecto para sumar, empezando por los patagónicos”

 ¿Qué Proyecto? No hemos encontrado un solo renglón que hable del mismo, mire que buscamos, pero solo leemos que nos habla de un proyecto que está armado aún sino como se suele decir “está en veremos.”

Seamos sinceros MauriCeo, si quiere escuchar a todos los que tienen algo para decir no creo que con reuniones cada tres meses alcance. Empiece por pedirle a Jorge Triaca, el ministro empresarial que está a cargo del Ministerio de Trabajo, que reciba a todos los trabajadores en conflicto de la Patagonia y por ahí podemos ir avanzando un poco antes del nuevo encuentro.

Y si se trata de sumar proyectos hay unos cuantos frenados por su gestión de la Alianza que lo llevó a usted al sillón de Bernardino.

 

“Porque los verdaderos protagonistas son ustedes, con su tradición de pioneros y su capacidad de emprender, de hacer, de animarse a más”

Avísele a Marquitos que este tipo de frases garpa con música de fondo y alguna que otra imagen de pionero bajo los inmensos cielos patagónicos, con un ypefeano en el pozo, con los mineros trabajando…asi solita la frase no conmueve MauriCeo.

De paso le decimos que esas imágenes cada vez son menos frecuentes en una Patagonia arrasada por su mezquina política neoliberal y por su sentimiento centralista y antifederal.

Anímese usted a más presidente, venga a caminar por la Patagonia, recorra las distancias enormes de esta tierra golpeada por patrones como Usted.

Venga MauriCeo deténgase un instante en la tierra que supo ser arrasada por familias que hoy integran su gabinete como los Braun – Menendez, llore junto a  nosotros a los 1500 obreros asesinados por orden de sus amigos en las jornadas trágicas de la Patagonia. No hace mucho se cumplieron 96 años de esa masacre y no publicó siquiera 140 caracteres al respecto.

Descubra también nuestra entereza y nuestra lucha. No somos de bajar los brazos. Pero sobre todo no compramos marketing berreta. Sépalo y revise los números de la última elección presidencial. No nos venden gato por liebre.

 

“El Proyecto es un primer gran paso hacia el futuro de la región y de sus futuras generaciones.Venimos de lugares distintos”

Hablando de futuro y de generaciones. ..Mire MauriCeo, usted es Macri y ¿sabe? la Historia es más que un recuerdo. Son rupturas y continuidades.  Existe una estirpe autoritaria que recorre la Argentina, como antaño un fantasma recorrió Europa. Usted, es uno de sus representantes.

En lo que respecta al futuro de la región no dependerá de Usted, eso está claro y lo lamentamos porque debería representarnos a todos y todas.

El futuro de la región  dependerá de la fortaleza de los patagónicos para defender los derechos adquiridos. Dependerá de sus representantes y de que estén a la altura de las circunstancias. EN la historia reciente de nuestro país, hemos demostrado estar a la altura. Mire sino los 12 años de gestión de Néstor Kirchner y Cristina Kirchner, observe los indicadores de crecimiento de la región. Empleo, obras, desarrollo. No necesitaron fotos y “programas especiales” para la región, solo necesitaron voluntad política y un modelo de país inclusivo.

 

“Pero es claro que no hay bandera más grande que la que compartimos: la argentina, esa que nos une y nos llama a la acción para que cada vez más personas puedan vivir mejor”

 Sobre la bandera le contamos que es enorme, es grande, es celeste y blanca (y a veces golpea fuerte cuando alguien promete trabajo y no cumple), la conocemos. Está presente en nuestros infinitos cielos.

Esa bandera y este país, tienen detrás suyo una historia de patriotas ¿los conoce? O simplemente mandó a bajar sus cuadros porque no sabían quienes eran.

Esos patriotas -que por suerte no vivieron “angustiados”-  trabajaron para que nuestra bandera sea la bandera de una Patria libre, lucharon por una Patria Grande…enorme. No como la que usted imagina, chiquita, pequeña y exclusiva…nuestros patriotas nos soñaron juntos a todos los americanos, usted nos sueña lejanos, distantes.

Usted Mauricio no tiene la menor idea de lo que es unirnos. Usted resta y divide en un continente que supo sumar y multiplicar.

Usted, se rige por la regla básica de los de su casta: saca cuentas.

En sus ecuaciones, el eje es eliminar la variable. Siempre eliminar. Sean trabajadores, sean hermanos y hermanas de la América…Usted elimina la variable, no piensa en una ecuación que incluya.

 

“Sigamos trabajando con la audacia de construir entre todos un futuro para todos”

 Mire presidente, hay algo que se llama predicar con el ejemplo. Si nos invita a trabajar, ¡sumese! con nosotros porque por lo que sabemos de los últimos 50 días se tomó 22 de descanso (bastante floja la productividad del Poder Ejecutivo en lo que va del 2017 ¡y eso que recién empieza!).

Hablando de productividad, habría que pedirle a la Directora General de Discurso que le ponga más empeño a la cosa. En 483 palabras se olvido de mencionar la más importante cuando uno piensa en la Patria toda: federal.

El federalismo MauriCeo no aparece una sola vez en su carta abierta. Mire que la dijo bastante en campaña pero en el sinceramiento se le quedó atrapada y no ha vuelto a salir.

No se necesitan planes a futuro en nombre de la Patagonia presidente, no necesitamos que celebre la foto que nadie tiene en dos décadas. Necesitamos que gobierne para los argentinos del sur y del norte. Para todos y para todas.

En tiempos como este es bueno recordarle presidente unos  versos de Larralde donde las tensiones que sus palabras niegan –pero no por eso eliminan– ya estaban presentes.

Patagonia, Patagonia, tierra de ángeles sufridos, ayer te hirieron las balas, hoy te hieren los olvidos…

Patagonia, Patagonia, destinada al sacrificio, Por los que miran de lejos, como a indefinido sitio…

Mire de cerca presidente. Mire a los ojos. No nos mande cartas.