Incio » Destacada, Editorial

Con amor para nuestros niños

Ver la versión original de la noticia
[23 septiembre 2017]
Con amor para nuestros niños

Desde la agrupación política que integramos y representamos queremos explicarle a nuestra querida sociedad, nuestra profunda sorpresa frente a lo que ha sucedido en los últimos días en relación al festejo del día del niño que hemos organizado un día domingo en un gimnasio de una institución educativa en la ciudad de Río Gallegos.

Durante los meses de agosto y septiembre más de 1800 niños y niñas de nuestra Provincia pudieron festejar su día junto a jóvenes que elegimos hacer de la militancia social y política un camino cotidiano.

Durante los últimos años se ha festejado el día del niño en distintos establecimientos educativos: en la Escuela 1, el Polimodal 19, la Escuela 62 y en la escuela República de Guatemala. Hemos convocado en toda la provincia a los niños y sus familias a plazas, gimnasios, parques y locales partidarios para compartir juntos el día del niño.

En los días que corren y producto de la repercusión que tuvo una actividad que hace años que se realiza de cara a la sociedad, pareciera que homenajear a los niños se ha convertido en un patrimonio exclusivo de algunos sectores sociales y políticos.

Desde hace ya muchos años nuestros jóvenes dedican sus mayores esfuerzos y creatividad para homenajear a los niños y niñas en su día. Se entregan juguetes, claro. Es el día del niño.

¿Saben qué juguetes entregamos este año? Juegos de memoria hechos con maderitas cortadas por los jóvenes miembros de la organización política que representamos y juegos de ta-te-ti pintados a mano hechos con maderitas lijadas una por una. También lijadas por nuestros jóvenes. Las imágenes de los “memotest” fueron elegidas especialmente, tienen que ver con nuestra identidad: mineros, el macá tobiano, la mara, pingüinos, el río Santa Cruz y otras postales de nuestra Provincia.

Ah, nos olvidábamos de las bolsitas -que tanto indignaron a muchos por tener el nombre de la organización a la que pertenecemos – se estuvieron cosiendo a máquina en cada uno de nuestros locales partidarios. También las bolsitas fueron pintadas a mano por nosotros con amor.

Es importante que la sociedad toda sepa que pedimos autorización para festejar el día del niño como tantas otras veces en el gimnasio de una Escuela. Pedimos autorización para utilizar los mismos gimnasios y Escuelas que otras fuerzas políticas y espacios han utilizado no solamente días atrás sino años atrás bajo la misma consigna: celebrar el día del niño. Incluso hubo candidatos de otras fuerzas políticas que visitaron la misma escuela en plena campaña electoral. Claro, eso no fue noticia. Eso no fue objeto de repudio.

Entonces, resulta que algunos repudian y otros presentan iniciativas legislativas en el mismo sentido. Parece el reino del revés. Quienes deben enseñar y quienes deben legislar repudian que los niños y niñas junto a sus familias se acerquen a festejar su día.

Es importante decirles que a cada familia del Barrio se los invita en su casa. Se les lleva un volante como dicen nuestros jóvenes. Allí se les aclara que es una actividad dirigida a los niños y niñas y sus familias. Se les aclara que invita La Cámpora.

También es cierto decirles que en la mayoría de los casos no hace falta la aclaración. Son los jóvenes que están diariamente junto a los vecinos colaborando con ellos y conformando una red social solidaria. Somos nosotros.

Claro, poco saben algunos de la solidaridad.

Los invitamos por un instante a que compartan con nosotros la emoción de ver a un pibe sonreír y correr hacia su abuela a llevarle el premio que se ganó jugando con otros amigos de su barrio a los que tal vez no conoce. No se lo pierdan. No se priven de sonreír con ellos.

No dejen de imaginarse cómo se siente uno de nosotros cuando se acerca a acomodarle la silla a una vecina que trajo a sus nietos y se traslada ayudada por un andador. Escúchenla, como hacemos nosotros, cuando nos dice que valora mucho nuestro trabajo en el barrio.

Dejen de ver encuestas y abandonen el oportunismo electoral. Miren a la cara a los vecinos, pregúntense por qué están ahí y por qué confían en nosotros. No nos atacan sólo a nosotros, subestiman a quienes compartieron con nosotros una hermosa jornada.

Sientan que la diferencia la hacemos entre todos, con cada gesto. Abandonen la comodidad de la queja, los invitamos a la dificultad de la construcción. Los necesitamos a todos y a todas. Santa Cruz los necesita a todos y a todas.

En definitiva, sólo queremos contarles lo que no dijeron quienes sólo cuestionaron. Hemos organizado durante días, como en los últimos años, una jornada que duró tres horas. Un día domingo. En un gimnasio. Las familias vinieron, trajeron a los niños y niñas confiando en que entre todos podíamos pasar una hermosa jornada. Con profundo amor y respeto. Los niños se fueron felices. Misión cumplida.

 



Etiquetas: