Incio » Destacada, Editorial

Néstor sigue vivo

Ver la versión original de la noticia
[28 octubre 2017]
Néstor sigue vivo

El viento que todo lo empuja. El sueño que Él nos propuso. Las convicciones que defendemos. El amor que vence al odio.  Hace siete años Néstor pasaba a la inmortalidad. Acá estamos. Acá seguimos.

En toda la provincia se realizaron diferentes actividades para recordar a Néstor. Los compañeros y compañeras de La Cámpora en Caleta Olivia, las Heras, Pico Truncado, Puertos Deseado, Koluel Kayke, El Calafate, Río Turbio y Río Gallegos participaron de las mismas.

En la localidad de Cañadón Seco se realizó el descubrimiento de un busto del compañero Néstor; mientras que en Río Turbio se participó del acto en la rotonda de YCRT donde se recordó al hombre que cumplió los sueños de la Cuenca. Por su parte, en Piedra Buena los compañeros se juntaron en la UB para compartir una tarde que nos recuerda al hombre que nos invitó a soñar a su lado.

En Río Gallegos, desde temprano llegaron los compañeros y compañeras de Río Turbio, El Calafate, Caleta Olivia y Puerto Deseado para sumarse al homenaje que se le realizó, en el Mausoleo, a Néstor a siete años de su partida física.

Néstor fue una mueca de la historia. Ese ojo a medio cerrar fue un guiño, una invitación para todos los pibes que durante años solo recibimos espaldas, solo nos dieron palos. Nos miró con la ternura de los duros y nos invitó a ser parte. Lo fuimos. Lo somos. Pertenecemos quienes siempre habíamos sido marginales a una historia que no se olvida. Pertenecemos a la Historia con mayúscula. Pertenecemos a la historia de un hombre que hizo historia.

El tipo fue para adelante. Pateó el tablero. Avanzo con las convicciones de los que no se arrodillan. La alfombra roja fue la Plaza. Todos fuimos Él y Él fue con nosotros. Nos dio todo lo que un tipo te puede dar: su vida. Nos regaló una razón para vivir: reconstruir la Patria. Nos invitó a que soñemos juntos.

Caminamos a su lado sabiendo siempre que su lugar y el nuestro no era en la tapa de los diarios, la historia queda en otra parte. La historia queda en el Pueblo. La cuentan los libros. La sabemos nosotros en nuestro cuerpo. La tenemos marcada en la piel.

Miremos a nuestro lado. Veamos los rostros que vimos en esos días que no se olvidan. Pensemos en él sonriendo con Lula, abrazado a Hugo. Imaginemos que fue posible esa patria Grande que San Martín soñó. Apilemos las anécdotas, no como piezas de museo sino como partes de una historia que no se termina. Una historia que se sigue escribiendo. Depende en parte de cada uno de nosotros.

Recordemos cada instante en que una necesidad fue un derecho. Ese es el combustible de esta caminata eterna de construir sueños.

Abandonemos la comodidad de la queja y asumamos la dificultad de la construcción. El pueblo nos necesita a todos y a todas.

Néstor nos dio una razón para soñar ¿vamos a seguir habitando esta pesadilla? Sabemos que la noche está sobre nosotros.

Hoy volvimos a encontrarnos en cada rincón del país y de la provincia. Como cada día pensamos en él. Como cada día militamos porque sabemos que acá no terminó nada, acá (siempre) empieza todo.

Depende de cada uno de nosotros que Néstor siga vivo.